martes, 11 de diciembre de 2012

EL CANTO DE LA VERÓNICA

Semana Santa sobre 1930


 Desde hace unos días, varias personas se han interesado en Facebook, por el tema de la Verónica, que cantaba el Viernes Santo a Nuestro Padre Jesús y a Nuestra Señora de la Amargura.

Nuestra Asociación quiere aportar su granito de arena y ponemos a su disposición fotografías de la Verónica de varios años, tanto con las imágenes antiguas como con las actuales.
           
Semana Santa de 1950

En la reseña histórica que hace nuestro amigo José Miguel García, en la Revista de Guadalcanal del año 2004, aparece un acuerdo del Cabildo del 22 de Abril de 1957 que Dice: “…Se somete a votación el continuar o no, con el acto de la Verónica, “que en la Plaza y con letra antiquísima relataba algunos momentos de la pasión del Señor” y cuya votación resultó igualada. Decidiendo el voto del Sr. Cura Ecónomo de esta villa D. Félix Hidalgo Domínguez, el no seguir con la tradición antes dicha…”



Por lo tanto, debemos pensar que fue el año 1957 el último en que la Verónica cantó a las imágenes de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de Guadalcanal.

La letra que la Verónica cantaba a Nuestro Padre Jesús, era la siguiente:

Dónde así, Jesús Divino,
camina su Majestad,
tan herido y maltratado
que me han movido a piedad.
Dónde, con ese madero,
que el peso os hace temblar,
caminas, siendo el desprecio
de la plebe desleal.
¡Oh! Quién pudiera, bien mío,
ayudaros a llevar
aquesa cruz con que el mundo
hais venido a remediar.
Ya ves que son mis culpas
la causa de tanto mal;
más si en esto os aliviare,
el rostro os he de limpiar.
Qué herido y qué renegrido
camina su Majestad,
siendo su rostro en gloria
alegría celestial.
Más si no hay otro remedio
y es preciso caminar,
al morir por nuestras culpas
será eterno mi llorar.

Al terminar el cante la Verónica, cogía un paño blanco que tenía guardado y limpiaba la cara del Cristo.


A continuación, a la llegada de la Virgen de la Amargura, le cantaba:

¿Dónde vais, Virgen María?
¡Oh! ¿Señora dónde vas,
tan triste y afligida
en tan triste soledad?
Si buscáis a vuestro Hijo,
por aquí pasó poco ha,
y para que veáis que es cierto
mirad aquí la señal.
(enseñándole en ese momento el paño donde aparece la cara de Cristo)
Este es, Señora, el retrato
que aquí quiso señalar,
con las inmundas salivas
de ciega gentilidad.
Más si queréis encontrarle,
volver los pasos atrás,
y veréis cómo lo han puesto,
de los hombres la impiedad.

Durante el tiempo que la Verónica cantaba a la Virgen, Nuestro Padre Jesús -todo en silencio- ha ido dando la vuelta a la Plaza, por lo que al terminar está muy cerca de la Virgen. Poco a poco volvían el paso de la Amargura, que quedaba frente por frente con el de Nuestro Padre Jesús.

El 25 de septiembre de 1981, grabaron en radio Alanís a doña Aurea Benítez Bravo, natural de ese bonito pueblo, que fue una de las Verónicas que cantó en Guadalcanal, creemos que no fue la última, ya que al principio de la grabación, dice que tiene 65 años y que hace 44 años que cantó en Guadalcanal, por lo tanto, sería por el año 1937 cuando cantó y según el acuerdo que indicamos al principio, fue en 1957 el último año del acto de la Verónica.

Hemos preparado un vídeo con imágenes actuales, al que hemos incorporado un extracto del cante que realizaba la Verónica, con la voz de doña Aurea Benítez, acompañada por Ramón Fernández, que pueden ver a continuación:

video


Animamos a la Junta de Gobierno de Nuestro Padre Jesús Nazareno, para que reponga este bonito acto de la Verónica, aprovechando que en la actualidad hay varias personas con voz suficiente para cantar, y unos músicos que podrían realizar un arreglo a la partitura que existía, para acompañarla con la flauta y otros instrumentos.

1 comentario:

Eleuterio Díaz dijo...

Ignacio:
Enhorabuena.
Hace tiempo que he comentado que sería muy interesante que se recuperase lo que de original y genuino tenía la Semana Santa de Guadalcanal. Este acto era uno de los aspectos que la hacía distinta a las demás, que identificaba a la Semana Santa de Guadalcanal.
Magnífica la labor de divulgación que estás haciendo del pasado y del presente del pueblo.
Gracias.